tratamiento de la candidiasis con biomagnetismo médico

La magnitud del alcance que tiene el Biomagnetismo Médico y la Bioenergética Médica es que detecta, entiende, clasifica y trata a las enfermedades en su etiología, por la alteración fundamental del pH que se distorsiona pro la presencia de los microorganismos patógenos en sitios específicos del cuerpo humano; pero este fenómeno va más lejos, cuando simultáneamente cura el proceso morboso por la restitución del pH normal del tejido y de las células; y por si esto fuera poco aún, previene la patología cuando conserva la entropía de los organismos superiores dentro del nivel energético normal, en donde la naturaleza no acepta la presencia de microorganismos patógenos, ni las disfunciones celulares, ni inmunológicas, ni metabólicas.

La eliminación de la candidiasis, y de los hongos en general, tiene un elevado porcentaje de éxito, superior al 90% de los casos, con el tratamiento Biomagnetismo Médico y Bioenergética, sin ningún efecto secundario y con muy pocas sesiones (entre 2 y 6). La cándida, en concreto, se localiza de forma efectiva y su tratamiento se realiza en la primera consulta. El beneficio que se obtiene es inmediato, desde la primera sesión.

el cáncer es un hongo (Dr. Tulio Simonichi)

El oncólogo italiano Dr. Tulio Simoncini ha teorizado con acierto que las células cancerosas precisan de un entorno ácido para crecer y desarrollarse ya que no pueden hacerlo en un medio alcalino. El cáncer es consecuencia de una infección masiva causada por hongos de la familia de la Candida. Y fundamenta su aseveración en el hecho de que está presente en la práctica totalidad de los procesos cancerosos. Simoncini dice que los hongos aparecen antes y se reproducen, debilitan el sistema inmunitario e invaden todo el organismo. Cada tipo de cáncer lo causa un hongo de esta especie y la configuración histológica del tumor es el resultado de la reacción de defensa de un tejido contra la invasión. Con el tiempo, los tejidos se fatigan y producen sólo las células indiferenciadas.

qué es la candidiasis y cuáles son sus síntomas)

La Asociacion Española de Candidiasis agrupa a los enfermos que padecen alguna de estas patologias:

Candidiasis, candidiasis crónica, candidiasis vaginal, ...

Síntomas: ¿Te sientes extremadamente cansado al levantarte por las mañanas? ¿Tienes ...

- Dolores y debilidad muscular, migrañas, insomnio, irritabilidad, depresión, resfriados de repetición, aumento o disminución espectacular de peso en poco tiempo, dolor lumbar, distensión abdominal, meteorismo, gases, ansiedad por comer, necesidad de dulce y carbohidratos, fragilidad de las uñas, vaginitis (cándidas vaginales), prostatitis, estreñimiento y/o diarrea, cansancio crónico ...?

¿Padeces alguna de estas enfermedades ...

- Artritis reumatoide, lupus, alergia, anemia, asma, colitis, colon irritable, depresión y estados de ansiedad, enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple, fibromialgia, hipoglucemia, hipotiroidismo, hipertiroidismo, psoriasis y eccema, sinusitis, síndrome del intestino irritable (leacky gut), síndrome de la fatiga crónica, sindrome de Sjögren, otras enfermedades autoinmunes ...

La candidiasis afecta normalmente las zonas húmedas y cálidas de la piel y las mucosas, como las axilas, la boca, uñas, el glande y la vagina.

Representa un 25% de las micosis cutáneas. La candidiasis es la más frecuente causa de vaginitis; se estima que una de cada cuatro mujeres experimentan esta enfermedad durante su vida. Algunos analistas consideran que la Candida albicans es parte de la flora normal de la vagina, sin embargo, hay que recurrir a tratamiento médico si adquiere la condición de patógena cuando se transmite de una persona a otra por contacto sexual, esto es fácil de identificar dado que luego del contacto el hombre o la mujer presenta un color rojo en sus genitales y/o picor intenso que posteriormente desaparece transformándolo en paciente asintomático y en transmisor aparentemente sano hasta que adquiere la condición de invasiva en un promedio de 6 meses; las condiciones de aparición de hongos en la mujer pueden producirse por el uso de duchas que eliminen parte de los microorganismos que lo controlan (como los lactobacilos). La condición patógena es totalmente diferente. Las probabilidades de contraer candidiasis aumentan en pacientes obesos y diabéticos; el consumo de antibióticos y anticonceptivos también incrementa el riesgo, así como alteraciones hormonales debidas al embarazo. En pacientes con deficiencia inmunológica, neoplasias, diabetes, lupus eritematoso, y linfomas, la infección puede extenderse, con consecuencias bastante graves. Forman parte del grupo de las enfermedades más frecuentes que afectan al hombre e incluso se puede afirmar que prácticamente todos los hombres a lo largo de su vida la padecerán alguna vez. Existen tres tipos de micosis humanas: superficiales, intermedias como las candidiasis y profundas.

etiología

Los hongos están siempre presentes en el cuerpo humano, pero la presencia natural de otros microorganismos previenen su crecimiento descontrolado. Sin embargo, perturbaciones externas, como el uso de ciertos detergentes, variaciones del pH, o internas, como cambios hormonales o fisiológicos, pueden causar alteraciones de la biota y resultar en un crecimiento anormal de los hongos.

Embarazo, uso de anticonceptivos, sexo vaginal después de sexo anal, uso de lubricantes que contienen glicerina, son factores relacionados con infección por hongos. La diabetes y el uso de antibióticos también parecen tener incidencia en la micosis. Además, la cándida puede transmitirse sexualmente. Los tratamientos de reemplazo hormonal y de infertilidad podrían también ser factores desencadenantes.

síntomas

Los síntomas se caracterizan por lesiones cutáneas (enrojecimiento o inflamación de la piel) acompañadas de prurito y sarpullido. En las infecciones vaginales, puede presentarse flujo blanquecino, con un característico olor a levadura. Su periodo de incubación es de 8 a 15 días.

Los síntomas varían dependiendo de la localización. Desde el punto de vista dermatológico interesan las candidiasis mucosas y las cutáneas. Dentro de las primeras y afectando a la mucosa está el muguet que se manifiesta como unas placas cremosas, blanquecinas que confluyen en placas, en dorso de lengua, velo del paladar, mucosa gingival y genital. Al desprenderse dejan al descubierto una mucosa roja y congestiva. También la infección pude manifestarse como una lengua roja, lisa, brillante y dolorosa o como una afectación de las comisuras bucales en forma de placas triangulares, con escamas y fisuras en el centro o afectando a los labios, principalmente al inferior con escamas adherentes de color grisáceo y erosiones.

La mucosa genito-perianal es otra localización habitual de estas infecciones, representando el 20-30 por ciento de las infecciones vaginales. Se presenta como un enrojecimiento y edema de los labios menores que se puede extender hacia labios mayores, periné, pliegues inguinales e interglúteo, acompañado de prurito y “quemazón”. La misma afectación puede afectar a genitales externos masculinos. Dentro de las candidiasis cutáneas vamos a hacer referencia a dos cuadros: las candidiasis de los pliegues o intertrigos candidiásicos y las onicomicosis.

diagnóstico

El diagnóstico consiste en una inspección visual de las lesiones. Las reacciones con hidróxido de potasio se emplean a veces para determinar la naturaleza de la infección. Un diagnóstico diferencial característico de la cándida con otras lesiones blancas orales, es que se elimina al raspado, además; es de vital importancia en caso de tenerla armar la cadena de posibles infectados identificando su fuente y/u origen para iniciar el tratamiento por su peligrosidad dado el proceso simbiotico que presenta con el VPH y BACTERIAS.

Las infecciones oral, vaginal y de la piel suelen ser diagnosticadas por su apariencia y síntomas. Si la infección no desaparece después del tratamiento, se acostumbra hacer exámenes de laboratorio.

Si una persona con muguet oral tiene problemas para tragar (los alimentos "se atascan") y/o un dolor fuerte en el pecho, podría tener también candidiasis esofágica. Si los síntomas no mejoran con el tratamiento, o si alguien tiene problemas para tragar pero no tiene muguet oral, se acostumbra a llevar a cabo una endoscopia. Esto es cuando el médico utiliza un tubo delgado para observar el interior del esófago.

La candidiasis sistémica es muy difícil de diagnosticar. La cándida en la sangre puede provenir de una infección local (como de la boca o del sitio de inserción de un catéter) así como de una infección de los órganos internos. La cándida solamente puede permanecer por un corto tiempo en la sangre cuando un órgano interno está infectado, así es que los análisis de sangre no son siempre confiables.

tratamientos

Los casos ligeros de candidiasis en donde el contagio es diferente a la transmisión sexual pueden no requerir intervención médica dado que su presencia es solo cutanea; remedios de uso doméstico incluyen el consumo o aplicación tópica de yogurt, en que los lactobacilos presentes en el medio combaten el hongo, y otros fungicidas, como la alicina obtenida de los dientes de ajo.

En condición patogénica especialmente cuando el contagio es de tipo sexual como ITS la candidiasis requiere de tratamiento prolongado

- Mujeres 8 meses mínimo
- Hombres 6 meses mínimo

y de observación permanente con el médico por la alta resistencia del microorganismo a los anitimicóticos los cuales hacen al paciente asintomático y por ende portador sano según últimos estudios de la OMS en el (2007).

Como ITS la candidiasis tiene una capacidad altamente ulcerativa que generan lesiones permanentes en el sistema genital masculino y/o femenino y es de fácil contagio ya que los preservativos en este tipo de infección solo tienen una efectividad del 2% además de que este hongo oportunista puede afectar no solo la zona genital sino también cualquier mucosa o tejido con lesiones permanentes por ello se recomienda la abstinencia total durante el tratamiento (8 a 12 meses en promedio) para evitar daños al organismo y la propagación de este, más cuando bajo condición invasiva se tiene dentro del sistema sanguíneo y que este microorganismo siempre va acompañado de VPH y de infecciones bacterianas como la gonococia.

Los antimicóticos de laboratorio para el tratamiento de la candidiasis incluyen por lo general nistatina, fluconazol, ketoconazol, clotrimazol, o anfotericina.

El cuidado con la higiene ayuda a mantener a raya las infecciones de cándida. Se debe mantener limpia, seca y expuesta al aire la parte afectada. En el caso de infecciones vaginales, se debe seguir los consejos de un ginecólogo.

Según la extensión de la infección y el estado general del paciente se decide un tratamiento tópico o sistémico. Así tópicamente se puede emplear cotrimazol al 1%, miconazol, ketoconazol, sertoconazol, terbinafina o naftilina. Los tratamientos sistémicos más frecuentemente empleados son itraconazol o fluconazol. El pronóstico es bueno siendo curativo tanto los tratamientos tópicos como sistémicos. Pero si los factores predisponentes de estas micosis no se corrigen es posible otra nueva infección.

tratamiento de la candidiasis con biomagnetismo médico

A diferencia de la medicina alopática, el biomagnetismo médico consiste en que la primera busca y atiende el síntoma y el segundo busca y trata la etiología de la enfermedad.

Esta terapia expone que las enfermedades del hombre y la mujer son producto de alteraciones que se producen en el pH del organismo. Estas alteraciones permiten que se instalen en el cuerpo los patógenos que generan disfunciones. Al nivelar la acidosis o la alcalinidad de estos puntos específicos se consigue erradicar a los patógenos que generan las disfunciones, se restablece el equilibrio del cuerpo y se recupera la salud.

  • --> Citas
  • --> Citas on line
  • El biomagnetismo médico se basa en el entendimiento de que una enfermedad puede alterar el pH de dos órganos o de dos regiones específicas del cuerpo simultánemente. No es una consulta médica alopática, y no se garantiza ni se asegura evolución alguna.